jueves, 29 de enero de 2015

Queda en libertad la policía que tenía la pistola del crimen de Isabel Carrasco

La Audiencia Provincial decretaba la libertad provisional de Raquel Gago, que tendrá que depositar una fianza de 10.000 euros.


La policía local, imputada por el crimen de Isabel Carrasco, podrá abandonar la prisión en las próximas horas. La decisión de ha tomado en contra de la opinión de la Fiscalía, que se opone porque considera que hay riesgo de fuga.

El auto que decreta la libertad bajo fianza de 10.000 euros de la agente de la Policía Local de León, Raquel Gago, y que consta de 17 folios remarca en su argumentación que es “obvio que resulta decir que no nos corresponde ahora pronunciarnos sobre si la existencia de indicios racionales de criminalidad contra la recurrente Raquel Gago justifica o no la apertura del juicio oral o, como alternativa al mismo, el sobreseimiento, y mucho menos sobre si tales indicios constituyen una base sólida para condenar a la imputada. Ni es el momento procesal oportuno para lo primero, puesto que no ha concluido la instrucción, ni sería éste el órgano competente, puesto que la causa con toda seguridad será enjuiciada, en su caso, por el Tribunal de Jurado”.

Sin embargo, estima igualmente prudente (a la vista de la gravedad de las imputaciones) fijar para ello una fianza, de modo que dicha libertad provisional solo se hará efectiva si la misma se presta, de forma suficiente, y en cuantía de 10.000 Euros (en atención a la situación patrimonial de la imputada), además de someterla a las cautelas de comparecer con carácter periódico ante el Juzgado o Tribunal de la causa todos los lunes, prohibiéndola finalmente la salida del territorio nacional para lo cual deberá entregar de inmediato su pasaporte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario