domingo, 22 de febrero de 2015

El antes y después de un perrito abandonado

Cuando vemos a los perritos abandonados en la calle, sucios y con problemas en la piel, nos alejamos de ellos creyendo que son un "caso perdido". 


Pero la verdad es que con un poco de amor y algunos cariños, se convierten en perros maravillosos, capaces de mostrar todo su agradecimiento.

Charlie es un perro abandonado que fue rescatado en las calles de Los Angeles. Una vez en la perrera, nadie lo quería adoptar, probablemente por su aspecto descuidado. La ley de Los Angeles es muy estricta: si un perro no encuentra casa en 40 días, se sacrifica.

Justo a tiempo, una ingeniosa peluquera canina ha decidido darle un baño y cortarle el pelo. El resultado lo dice todo: ¡Charlie ha sido adoptado en 2 días!

video


No hay comentarios:

Publicar un comentario