viernes, 20 de febrero de 2015

Iberdrola subira del 38% en el precio de la electricidad

El coste de la energía en el mercado mayorista -donde se negocian diariamente los precios que después repercuten en la factura- podría incrementarse hasta un 38 por ciento durante este año con respecto a los precios de 2014. 



Es la cifra que resulta de la estimación que este miércoles realizó Francico Martínez Córcoles, director general de negocios de Iberdrola, quien previó que ese precio podría situarse en los 58 euros por megavatio/hora de media en 2015.

Si se confirmase esta predicción, el precio de la electricidad sería muy superior a los 42 euros por megavatio/hora del año pasado, según los datos de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia. En los cincuenta primeros días de este año, el precio medio se encuentra por encima de los 46,50 euros, un diez por ciento más que la media del año pasado, pero aún lejos de referencias como los 58 euros.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ya anticipó que “a partir de ahora” se romperá la evolución de la demanda de energía con respecto al Producto Interior Bruto (PIB). Y que un eventual incremento se quedará contenido por las medidas de eficiencia energética implantadas en hogares e industrial.

Galán realizó estas declaraciones en la presentación de los resultados anuales de Iberdrola, en Londres. La compañía obtuvo un beneficio de 2.327 millones de euros en 2014, un 9,5 por ciento menos que en el año anterior. En cualquier caso, se trata de unas ganancias muy similares a las estimadas por los analistas. Galán estimó que la compañía se encuentra en condiciones de cumplir sus objetivos del plan estratégico hasta 2016.

El beneficio bruto de explotación (EBITDA) alcanzó los 6.965 millones (un 3,1 por ciento más), gracias a la contribución de sus negocios internacionales, como Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y México. Sin embargo, el mercado español fue el que peor comportamiento registró en las cuentas de Iberdrola, con un Ebitda que cayó un 7,4 por ciento.

Los diferentes procesos de reforma energética llevados a cabo por el Gobierno en los últimos años han afectado al negocio de la compañía en España. En el caso de las renovables, el beneficio antes de impuestos de este negocio cayó un 37 por ciento hasta los 420,6. Este descenso se debe fundamentalmente al impacto negativo de las medidas regulatorias puestas en marcha, que ascienden a 339 millones de euros, y a los menores precios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario