jueves, 26 de febrero de 2015

Los juegos más adictivos desde el Candy Crush al Apalabrados

Lo mismo da estar en el metro, en esa cita romántica, que escuchando un discurso en el debate sobre el estado de la nación. Los adictos a este tipo de juegos encuentran oportuna cualquier situación para echar una partidita y retar a algún amigo o ver si suben de nivel.




En el gremio los llaman 'casual games' y se trata de juegos basados en una mecánica muy sencilla, normalmente con un marcado carácter social y de distribución gratuita. El precursor de este tipo de juegos sea quizá el Tetris de los años ochenta (¿quién no soñó alguna vez con las míticas piezas y cómo encajarlas?), pero la eclosión de las redes sociales le ha dado una vuelta de tuerca al concepto: nuestros amigos nos invitan, retan y comparten con nosotros sus hazañas de forma difícil de ignorar. Si a esto le sumamos que hoy día vamos siempre acompañados de móviles, tabletas y otros dispositivos más o menos inteligentes, ya tenemos servido el cóctel de una adicción que hace estragos.

1._ Candy Crush Saga:
Con medio país sumido en la fiebre de los caramelos, ¿quién puede culpar a Celia Villalobos por buscar un momento de sosiego en el debate del Estado de la Nación? El Candy Crush Saga, una especie de tres en raya a base dulces, cuenta con 149 millones de usuarios activos a diario y ya ha superado a Farmville 2 como juego más popular en Facebook. Además de la sencillez, entre las claves de su éxito destaca la viralización a través de redes sociales: los jugadores comparten vidas e invitaciones con sus contactos.
La empresa que lo desarrolló en 2012, King, obtuvo el año pasado unos beneficios de 574 millones de dólares. Y siguen.

2.- Farmville 2:
Hasta que llegó Candy Crush era la estrella de Facebook. Los jugadores de Farmville, un juego desarrollado por Zynga, deben crear, construir y mantener una granja, con todo el trabajo que eso conlleva. ¡El granjero no descansa! Una de las claves del éxito es el aspecto social: el granjero tiene vecinos (normalmente amigos suyos en la vida real) a quienes puede visitar o hacer regalos.
Este juego de simulación ha liderado todos los rankings desde su creación en 2009. Y cuenta con su propia secuela en versión social: Cityville. Los creadores viven ahora un momento de horas bajas, con pérdidas importantes en 2014.

3.- Angry Birds:
Aunque ya hace tiempo que los Angry Birds vivieron su mayor momento de gloria, su éxito aún colea en forma de millones de jugadores además de merchandising para los niños. Angry Birds, fue desarrollado por los finlandeses de Rovio también en 2009, y desató una fiebre que llevó a sumar millones de jugadores que lanzaban sus pájaros con tirachinas a los cerdos. En los últimos tiempos, Angry Birds ha perdido relevancia, concretamente 60 millones de jugadores respecto a 2012 (todavía le quedan 200) y la empresa ha lanzado un nuevo juego, Jolly Jam, un juego de puzles con el que esperan reproducir sus éxitos pasados.
Sea como sea, los Angry Birds permanecerán en nuestra memoria colectiva. De hecho, en 2016 se estrenará la película basada en el popular juego.

4._ Happy Aquarium:
¿A quién no le relaja una pecera? Eso deben pensar los más de 30 millones de usuarios tienen una virtual en su Facebook, donde se encargan de cuidar y alimentar a sus peces. Desarrollado por CrowdStar, el objetivo es tener más y mejores peces que se obtienen a través de puntos de experiencia.

5. Preguntados (Trivia Cracks):
En su versión en inglés, 'Trivia Crack', triunfa en Estados Unidos. Más de 130 millones de descargas y más de dos meses encabezando las listas de juegos más descargados en la tienda de aplicaciones de Estados Unidos. La mecánica del juego es la del Trivial de toda la vida: los jugadores tratan de responder bien peguntas de ciencia, are, historia... Eso sí, muchas de las propuestas son escritas por los propios jugadores. Detrás de este repentino éxito, una compañía argentina, Etermax.

6.- Crossy Road:
Eres una gallina y tienes que cruzar una peligrosa carrera donde circulan a toda velocidad coches, camiones y trenes. Este juego para Android es una de las tendencias en boga. Ya ha superado los 10 millones de descargas en Google Play. Es una suerte de revisión del clásico 'Frogger' de las recreativas y, de hecho, incorpora esta estética.

7. - Flappy Bird:
Flappy Bird fue la revelación en 2013 y es quizá el paradigma de la adicción en móviles y tabletas. Entre otras cosas porque su creador, el vietnamita Nguyen Ha Dong, se vio abrumado por su éxito y decidió retirar el juego, lo que efectivamente hizo en febrero de 2014. Ha Dong alegó que se sentía "culpable" por la adicción que causaba. Según dijo en una entrevista: "Había recibido e-mails de fanáticos de Flappy Birds que alegando que era tan adictivo como el crack". El juego consistía en manejar un pájaro volador que debía esquivar filas de tuberías verdes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario