viernes, 6 de febrero de 2015

Mariló Montero vuelve a decir que oler un limón previene el cáncer

Dice, citando un estudio: Como componente principal de los aceites esenciales, los terpenos pueden inhibir el crecimiento de diferentes células cancerosas


Los investigadores de la Ruhr-Universität Bochum encabezados por el Prof. Dr. Hanns Hatt han analizado este proceso en detalle en las células de cáncer de hígado. Ellos arrojan luz sobre los mecanismos moleculares que dieron lugar a las células cancerosas dejan de crecer, a raíz de la aplicación de citronelal, y probaron que la OR1A2 (receptor olfativo) es la molécula crucial para ese propósito. En el futuro, el receptor olfativo podría servir como diana para el diagnóstico de cáncer de hígado y su terapia. Los investigadores informan sobre sus hallazgos en la revista Archives of Bioquímica y Biofísica.
Y de esto, ella sola deduce que oler un limón previene el cáncer. Ya la había liado el pasado 21 de enero cuando se sacó de la chistera aquel monólogo: “Tenemos aquí un limón. Lo tienen en casa. Coja el limón, o la naranja, acerquéselo a la nariz, lo puede olor y, si aprieta un poquito, sale el olor y se puede llenar toda la casa. El aroma de limón puede prevenir el cáncer. Veremos si también puede prevenir el cáncer los aceites esenciales, si tienen los mismos efectos anticancerígenos que la pieza de fruta”.

Hoy, encima, daba las gracias por la difusión que había alcanzado su ocurrencia. Lo malo de todo esto es que la comunidad científica empieza a alarmarse, y con razón…

video


No hay comentarios:

Publicar un comentario