domingo, 8 de marzo de 2015

El avión Solar Impulse dara una vuelta al mundo

El avión Solar Impulse 2, que funciona exclusivamente con energía solar, debe emprender una inédita vuelta al mundo el próximo lunes desde Abu Dabi, una hazaña para promover el uso de las energías renovables.

El despegue, previsto inicialmente para este sábado, tuvo que ser aplazado a causa del fuerte viento que soplaba en la región.

El vuelo será el resultado de trece años de investigaciones llevadas a cabo por dos pilotos suizos, cuya idea de volar únicamente gracias a la energía solar provocó inicialmente la burla de la industria aeronáutica.

El Solar Impulse 2 está cubierto de más de 17.000 células solares que, a través de unas baterías de litio, suministran energía a cuatro motores eléctricos de hélice.

El avión tiene una impresionante envergadura de 72 metros y pesa menos de 2,5 toneladas.

Con la próxima vuelta al mundo, los cofundadores suizos del proyecto, Bertrand Piccard y André Borschberg, quieren demostrar que las tecnologías limpias y las energías renovables permiten lograr cosas consideradas hasta ahora como "imposibles".

Si todo sale tal como está previsto, el Solar Impulse despegará el próximo lunes de Abu Dabi para dar la vuelta al mundo en 12 etapas, pasando por India, China y Nueva York y sobrevolando océanos sin haber consumido una gota de carburante.

El avión recorrerá 35.000 kilómetros a una velocidad modesta (entre 50 y 100 km/h). La vuelta al mundo, a 8.500 metros de altitud como máximo, le llevará cinco meses, de los cuales 25 días de vuelo efectivo. El regreso está previsto a Abu Dabi a finales de julio o comienzos de agosto.

"Desde un punto de vista operacional", explicó Borschberg, Oriente Medio es "el mejor lugar para arrancar, porque permite sobrevolar India y China en un estadio temprano de la temporada, y volver en verano con un tiempo relativamente bueno".

Después de Hawai, SI2 deberá detenerse en Neuva York, desde donde partirá para cruzar el Atlántico para aterrizar después o en el sur de Europa o en el Norte de África, dependiendo de la meteorología, antes de volver a Abu Dabi hacia finales de julio o principios de agosto, según el calendario previsto.

Lo que todavía no se ha decidido es quién de los dos volará primero, dado que sólo hay una plaza en el cockpit.

En total, apunta Bertrand Piccard, participarán 130 personas en esta aventura.

"Sesenta y cinco personas viajarán con nosotros por el mundo (dando apoyo logístico), y otras 65 estarán en Mónaco, en el centro de control de la misión, los meteorólogos, los controladores aéreos y los ingenieros, que harán las simulaciones de trayectoria, prepararán los vuelos y ayudarán al piloto una vez que esté volando", explica.

"Físicamente estamos listos. André se está preparando haciendo yoga y autohipnosis", precisó Piccard.

En cuanto a la vuelta al mundo que se disponen a dar, destaca que "nadie lo ha hecho antes. Es una novedad histórica, un tremendo desafío".

El Solar Impulse 2 es el sucesor del primer prototipo, el Solar Impulse 1, que permitió a sus creadores hacer varios vuelos de larga duración en Europa y Marruecos y cruzar Estados Unidos en 2013, con varias escalas, siendo los primeros en lograrlo con un avión de este tipo. El proyecto nació hace doce años.

La aeronave tuvo que ser desmonatada para ser transportada hasta el Golfo en un avión de carga, para ser montada de nuevo en Abu Dabi. Allí tuvieron lugar algunos vuelos preparatorios unos días antes del gran despegue.

En cada una de las doce escalas, el equipo del Solar Impulse organizará encuentros, visitas al avión o videoconferencias a través de internet para promover las energías renovables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario