domingo, 15 de marzo de 2015

El fin de los bazares Chinos

Parece que los negocios de ‘todo a cien’ chinos no tendrán un relevo generacional

Los jóvenes que crecieron o que incluso nacieron en nuestro país no están por la labor de seguir con la empresa familiar y apuestan por montar otro tipo de negocios de mayor cualificación. Algunos de ellos protagonizan el documental ‘China en Madrid’.

Después de 34 años en España y con un castellano casi perfecto, lo único que delata a Kwuang Fu Cheng es el nombre. Nació en Taiwan hace 36 años y es un claro ejemplo de segunda generación de chinos en Madrid. Su integración ha resultado más sencilla gracias al dominio del idioma, una ventaja de la que no han gozado sus padres. Estudió Empresariales y en la actualidad regenta en el centro de la capital una academia de chino que cuenta con unos 250 alumnos y ocho trabajadores.

Un caso diferente es el de Wei Wei Pan, que llegó a nuestro país hace nueve años sola y con el único propósito de aprender el idioma, ya que lo consideraba muy “útil” para hacer negocios en ciertos mercados como el latinoamericano. Tras concluir un máster de comercio exterior en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid se embarcó en un proyecto empresarial que lleva el nombre de On-way gourmet Spain, que se dedica a laexportación de productos de la cocina española como el jamón, el aceite de oliva o el vino a China.

Kwuang Fue y Wei Wei son únicamente dos de los nueve chinos que protagonizan el documental ‘China en Madrid’, donde la periodista Hebe Schmidt pretende mostrar la vida de las segundas generaciones de chinos, sobre todo de aquellos que llegaron a partir de los años 80. La autora de este trabajo considera que “emprenden mejor, están más adaptados e integrados, han aprendido español y se han formado más”.

Con el tiempo ha ido desapareciendo el estereotipo de empresario chino vinculado al mundo de los bazares de ‘todo a cien’ y de los restaurantes, paradar cabida a los jóvenes, que han llegado con ideas nuevas y dispuestos a crear empresas relacionadas con sectores muy variados como puede ser el textil o el tecnológico. Advierte de que gracias a ellos se “genera riqueza y puestos de trabajo, ya que contratan españoles y se asocian con ellos para sus negocios tanto aquí como en China”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario