domingo, 22 de marzo de 2015

Ha gastado 4,6 millones en cartas a los pensionistas para informarles de que les sube la paga

El Gobierno asegura que la carta que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, envió el pasado mes de enero a los pensionistas tiene un carácter meramente informativo, y que no supone ninguna novedad porque “en los últimos tiempos todos los años que las pensiones han sido objeto de revalorización” la notificación obligatoria a los jubilados ha ido acompañada de una misiva del titular de la cartera.


Así lo asegura en una respuesta por escrito al portavoz de Empleo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Joan Coscubiela, quien duda de la “utilidad pública” de la carta, cuyo coste puede ser incluso superior a la revalorización de algunas pensiones, y achaca la medida al interés “propagandístico” en un año lleno de citas electorales.

El Ejecutivo, por su parte, señala en su respuesta al diputado catalán, a la que ha tenido acceso Europa Press, que el objetivo “fundamental” de la carta es “acompañar a la notificación de las nuevas cuantías de pensión” de una “explicación del porcentaje en que éstas se aumentan en el nuevo ejercicio y del número de pensionistas que se verán beneficiados, así como del coste que ello supone para la Seguridad Social”.

El objetivo, abunda el texto, es “proporcionar una información lo más transparente posible a los pensionistas”, que por ley tienen derecho a recibir una notificación anual sobre la cuantía que percibirán a lo largo del ejercicio.

Por otra parte, el Ministerio de Empleo aporta datos sobre el coste que ha supuesto el envío de la carta, en el que se habría incurrido en cualquier caso al mandarse junto con las notificaciones obligatorias.
En total, el Gobierno ha gastado algo más de 1,63 millones de euros, lo que incluye tanto los 239.486,83 euros de tratar, personalizar los documentos y ensobrar más de 10 millones de cartas, como los casi 1,4 millones de euros del franqueo, si bien esta última cifra aún es provisional.

Así, el coste es algo superior a los 1,52 millones de euros que el año pasado se destinaron al mismo objetivo, y que a su vez fue superior en 85.500 euros al gasto del año 2013. Sin embargo, esta partida queda muy lejos de los más de 2 millones de euros que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero reservó en 2008 al envío de las cartas a los pensionistas y a las familias perceptoras de determinadas prestaciones familiares.

En su carta, fechada el 2 de enero y que recoge Europa Press, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, destaca que 2014 fue el primer año de crecimiento del empleo desde el inicio de la crisis, un “avance positivo” conseguido “gracias al esfuerzo de la sociedad española en su conjunto, que ha demostrado su ejemplaridad en estos años de esfuerzo y compromiso solidario“.

El papel de los pensionistas ha sido un “elemento fundamental” en el sostenimiento de miles de familias españolas durante estos “años tan difíciles”, reconoce la ministra, que destaca que el Ejecutivo ha hecho por ello un “esfuerzo” por revalorizar sus nóminas en todos los ejercicios “tanto como ha sido posible”.

Esto ha permitido, añade, que la pensión media de jubilación se haya incrementado un 3,54% desde diciembre de 2011, a lo que se añadirá un 0,25% adicional este año, “lo que supondrá un desembolso adicional para el sistema de 271,83 millones de euros”.

En este punto, la titular de Empleo admite que la recuperación, que vivirá un “año clave” en 2015, “no será completa mientras no llegue” a todos los afectados, y confía en que el incremento de la afiliación a la Seguridad Social (+400.000 personas el año pasado) y las últimas reformas del Ejecutivo “harán posible la mejora paulatina del resultado anual” de las cuentas públicas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario