viernes, 6 de marzo de 2015

Las ataúdes ya es una cosa del pasado. Llegan las vainas orgánicas que convierten al fallecido en un árbol

La idea de regresar al punto de partida de dónde venimos atrae a muchos de nosotros, independientemente de nuestra fe (o falta de ella). 
 

Una idea captada perfectamente por este hermoso y nuevo método de entierro que llega desde Italia. El proyecto Capsula Mundi, desarrollado por los diseñadores Anna Citelli y Raoul Bretzel, consiste una cápsula entierro orgánico y biodegradable que convertirá el cuerpo del fallecido en nutrientes para un árbol que crecerá sobre de sus restos.

Después de ser encapsulado en posición fetal, el difunto es enterrado y un árbol se planta por encima de la cápsula. Ya cuentan con un buen número de árboles diferentes para elegir. Aún con todo, la idea no puede desarrollarse porque la legislación italiana prohíbe tales entierros.






No hay comentarios:

Publicar un comentario