sábado, 7 de marzo de 2015

Puede ir a prisión por desnunarse en un videochat en la biblioteca de su universidad (Video)

La muchacha aprovechó que aquella tarde había pocos estudiantes en la biblioteca de la universidad para ponerse a chatear con otra persona a través de la webcam y relajar un poco el cuerpo. 


El vídeo se difundió por la red y alguien la denunció. La chica se enfrenta a una pena de hasta un año de cárcel.


Tras finalizar la 'charla', que duró una media hora, el vídeo apareció en un portal de los que se autodenominan porno amateur. Días después, alguien la denunció al identificar la biblioteca en la que se había grabado, y la policía la detuvo acusada de indecencia en público, un cargo que le puede llevar a la cárcel.

Kendra Sunderland, de 19 años, eligió para su aventura la Universidad de Oregón, en la que había estudiado un año antes. Tras abandonar la comisaría, la joven se ha preguntado si quien la denunció estaba buscando apuntes por la red y se topó con sus tetas por pura casualidad. Además, no entiende muy bien eso de indecencia en público, puesto que solo vio sus artes interpretativos la persona con la que chateaba, algo que (aún) no está  penalizado en la puritana EE UU.

La muchacha, que se enfrenta a una pena de cárcel de hasta un año y una multa que podría llegar a los 6.250 dólares, ha alegado que ella no colgó el vídeo en la red, sino que solo estuvo 'jugando' con otra persona, lo que podría librarla de entrar en prisión. También hay campañas de apoyo a la chica a través de las redes sociales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario