miércoles, 8 de abril de 2015

El puente a ninguna parte que nadie quiere inaugurar

La vecindad esperaba ansiosa estos días de inauguraciones la llegada de grandes prebostes a la localidad para verlos de cerca y por si les llegaba alguna empanadilla del sarao que siempre se monta en estos actos. 

Pero nadie se atrevió a viajar a Talavera de la Reina, en Toledo, para inaugurar el fabuloso puente levantado sobre el Tajo que no lleva a ninguna parte.

El Puente de Castilla-La Mancha, que ese es su nombre oficial, ha costado más de 73 millones de euros y, en su día, las autoridades presumieron de que era el puente atirantado más alto de España y el segundo de Europa. A pesar de tanta alabanza, la gente de Talavera y comarca espera saber a dónde lleva su puente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario