martes, 7 de abril de 2015

Indigna comentarios por Whatsapp de profesores del colegio público de Infantil y Primaria Tomé y Orgaz

Los vecinos de la localidad madrileña de Casarrubuelos se encontraron este jueves en sus buzones unos folios que reproducían comentarios por Whatsapp de profesores del colegio público de Infantil y Primaria Tomé y Orgaz, con mensajes racistas y despectivos sobre padres, alumnos y otros docentes del centro. La Comunidad de Madrid, que conocía el caso, ha anunciado ahora el inicio de una investigación.


Los comentarios se enviaron a través de un chat de WhatsApp que abrió la directora del colegio, Nieves Cobos, para comunicarse con los docentes. En una conversación aparece una profesora que llama "hijo putas" a los marroquíes respondiendo a otra que señala que "ningún moro es bueno".

Los folios distribuidos recogen las conversaciones de una decena de docentes, que también insultan a colegas del centro: "Es tonta… más que un bocao en la polla", dicen de una maestra.  En otro mensaje alguien pregunta: "¿Cómo se llama el niño guarro que está siempre castigado en el recreo?".

"No puedo tragar k cuatro palurdas analfabetas cuestionen mi trabajo. Y si no quieren ver k tienen hijos subnormales... no es mi business", escribe en el chat una maestra que aparece con el nombre de Emma.

En sus comentarios hablan de una madre que denunció a una de las docentes por un supuesto maltrato a sus hijos. La denunciada alude a ella como "la zorra" y añade que "el concejal Juanjo [Juan José Huélamo, alcalde y concejal de Educación] tiene unas grabaciones de ella con los hijos que flipas".

En el escrito aparecen comentarios de la directora del centro, pero no aclara si denunció previamente ante Educación los insultos difundidos por el chat ni si se puso en contacto con  los maestros para intentar poner fin a los insultos.

El chat completo está incluido en la denuncia presentada por Iñaki López, un exmaestro del centro que se marchó en comisión de servicio, ante la Inspección Educativa de la Comunidad de Madrid a principios de marzo, en la que acusa a la directora y a otros docentes de acoso laboral.

Con la vuelta a clase después de las vacaciones, este martes se han concentrado padres y madres a las puertas del colegio en señal de protesta, respondiendo a una convocatoria anónima en la que, tras pedir que "se proteja el honor de los menores y sus familias", señalaba: "Todos los ciudadanos de este pueblo somos agraviados, focos de infección que debemos ser puestos en cuarentena".

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario