miércoles, 22 de abril de 2015

Una maestra castigaba a sus alumnos metiéndolos en cubos de basura

Un juzgado de Ceuta ha prohibido de forma cautelar a una maestra del Colegio Concertado San Agustín acercarse a menos de 100 metros de siete de sus alumnos de tres años a los que supuestamente llegó a meter en los cubos de la basura, ató a una silla de bebé y los insultó, según informa el medio digital 'ceutaldía.com'.


La juez investiga la comisión de tratos degradantes y maltratos físicos y psicológicos a varios menores del centro tras las denuncias presentadas por varias familias., y considera que existen "indicios racionales de la comisión de un delito de maltrato habitual hacia los menores a los cuales imparte clase y de un delito contra la integridad moral".

Según afirma, los niños eran introducidos como castigo "en un cubo de basura donde únicamente se le veía la cabeza y del que los menores no pueden entrar ni salir sin ayuda de un adulto" e incluso "el propio menor ha asumido que ese es su sitio". La resolución añade que "existen indicios para considerar que este ha sido un método habitual de castigo hasta fechas recientes".

La maestra también está imputada por otros "tratos humillantes o degradantes" como "insultar" a los menores "llamándoles tontos, llorones o basura", un comportamiento que la juez considera "a todas luces incorrecto". "Llegó a amenazar a uno con introducirle en el cubo de la basura si volvía a vomitar el desayuno, llegando el menor a tener miedo de desayunar", explica.

La juez afirma que la dirección del colegio "se limitó a realizar un apercibimiento verbal" a la docente, pese a conocer sus prácticas, y añade que no comunicó los hechos a la Inspección Educativa, "llegando incluso a negarlos" cuando se les preguntó por ellos, mostrando "extrañeza o sorpresa por el hecho de que hubiera más quejas" cuando "sabían" que existían.



No hay comentarios:

Publicar un comentario