miércoles, 13 de mayo de 2015

Corrupción y sexo en Palma de Mallorca

La investigación sobre una red corrupta de policías y políticos en Palma de Mallorca ha desvelado cómo esos cargos públicos tenían asignadas sus propias prostitutas a cambio de evitar la inspección de los locales de alterne.

Según destaca El Mundo, la Fiscalía de Palma de Mallorca inició hace dos años una investigación para destapar la red que evitaba hacer inspecciones a los clubes de alterne a cambio de servicios de prostitución, drogas y viagras.
Según se desgrana del sumario hecho público, los testigos aseguran que había “orgías” constantes bañadas con champán francés Dom Pérignon en compañía de prostitutas del este sin pagar. Varias prostitutas declararon que el empresario M. P., propietario de un club de alterne en Palma de Mallorca, organizaba fiestas privadas a las que acudían políticos y al menos una decena de chicas con las que mantenían relaciones sexuales.
SEXO A CAMBIO DE CHIVATAZOS PARA LOS POLICÍAS
Las prostitutas que han declarado ante el juez aseguran que los policías acudían también a los locales de alterne, aunque no a las fiestas privadas. Destacan que nunca pagaban por sus servicios ni tampoco por el consumo de alcohol.
Señalan que iban a este tipo de establecimientos sin su indumentaria oficial aunque sí acudían con su pistola reglamentaria. Incluso se desprende de la investigación, algunos policías incluso ofrecían sus servicios como seguridad privada para los prostíbulos y se encargaban de las máquinas expendedoras de los locales. Además, otros agentes también realizaban servicios de mantenimiento en estos establecimientos a cambio de dinero.
Una de las prostitutas, de nacionalidad rumana, que ha ofrecido su testimonio como testigo protegido, ha identificado entre las fotos de sospechosos ofrecidas por los investigadores a un “jefe de Policía que era quien les avisaba de las inspecciones”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario